Add Page level

jueves, 21 de septiembre de 2017

7 Problemas de Salud que el Aspecto de tu Pezón Indica


La forma y aspecto de tu pezón puede indicar desde mastitis hasta cáncer. ¿Cuál forma tienes tú?


Es una zona íntima y que no siempre recibe demasiados cuidados. La forma del pezón es particular en cada mujer, y más allá de una cuestión estética, cuando la salud está en juego es importante saber cuándo la forma o el color del pezón es normal y cuándo estaría indicando alguna patología o problema de salud.



El pezón es la protuberancia que se encuentra en la mama, que contienen conductos lácteos con el objetivo de amamantar a los bebés. La areola es la zona pigmentada, que varía de color según cada mujer y según su estado hormonal, por ejemplo, durante el embarazo y primeros meses de amamantamiento suele volverse más oscura.

Así como varía el tamaño de los senos en todas las mujeres, el pezón también es diferente en todas. Según el sitio Saludemia, el tamaño normal aproximado es 1 cm de largo y 1 cm de diámetro, mientras que la areola mide unos 3 cm de diámetro.

Distintos tipos de pezón y areolas

Según el sitio Metro, y de acuerdo a una dermatóloga llamada Tsippora Shainhouse, existen 8 tipos de pezón en las mujeres

Sobresaliente

Cuando sobresale apenas unos milímetros de la areola.

Plano

Tanto la areola como el pezón están al mismo nivel, y no sobresale.


Hinchado

El pezón y aréola están hinchados, como si fuera un abultamiento.

Invertido

Ambos pezones están retraídos hacia adentro de la areola, y no sobresalen.

Unilateral Invertido

Tienes uno retraído y el otro normal.

Con protuberancias

Son esas pequeñas bolitas en la areola, llamadas "glándulas de Montgomery".

Con vellos

Debido a cuestiones hormonales suelen salir algunos vellos en la zona de la areola

Pezón múltiple

Aunque parezca extraño, algunas personas nacen con un pezón de más en alguna parte de su pecho

Problemas en el pezón

Si bien todos los pezones son diferentes, cuando el aspecto del mismo cambia de un momento a otro, debemos prestar especial atención. La forma y coloración de la mama, el pezón y la areola pueden decirnos mucho acerca de nuestra salud.


Según el sitio Mujerde10, hay ciertas señales que muestran nuestros pezones que nos estarían indicando algún problema de salud:

1. Doloridos

Los pezones en una de la zona más sensible en las mujeres. Puedes notarlos adoloridos por diversas causas que casi siempre están ligadas al factor hormonal. Embarazo, menstruación o simplemente el roce con la ropa, pueden hacer que sientas dolor en la zona. Según el sitio Salud180 el dolor en los pezones podría indicar también infección por algún tipo de herpes, o reacción a determinados medicamentos.

2. Aftas

Normalmente las aftas pueden aparecer en el período de amamantamiento, ya que el bebé mantiene húmeda toda la zona y transmite bacterias con su boca. Pero si no estás amamantando y han aparecido llagas, tal vez necesites antibióticos porque pueda tratarse de alguna infección.

3. Supuran sangre

Puede asustar mucho ver sangre en los pezones, y de hecho, debes consultar al médico de inmediato, pues puede tratarse de alguna infección del tejido mamario, así como un papiloma o carcinoma. Por otra parte, muchas mujeres que amamantan también experimentan el sangrado de los pezones por un mal agarre del bebé o por las grietas producidas, pero en ese caso lo mejor es consultar no sólo al médico sino a una especialista en lactancia.

4. Están enrojecidos

Puede tratarse de ectasia ductal, algo común en mujeres cercanas a la menopausia, y sucede cuando un conducto mamario está tapado o presenta un bloqueo. La ectasia puede derivar en una mastitis o infección del seno, por lo que es importante consultar rápidamente al médico.


5. Invertidos

Si tus pezones son invertidos desde nacimiento, no representaría algún problema de salud inicialmente. Pero si en algún momento uno o ambos pezones se retraen, puede ser ampliamente peligroso debido a que podría tratarse de cáncer de mama. Según Mail Online, una presentadora de la BBC descubrió que tenía cáncer de mama al notarse los pezones invertidos.

6. Irritación y malestar

Si notas picazón, ardor o molestia en los pezones y se alivia al quitarte el sostén y aplicarte alguna crema, puedes padecer del "pezón del corredor", que sucede cuando tu pezón hace fricción contra la ropa y se irrita. Elige ropa de algodón y aireada para evitar la picazón y las molestias.

7. Supura líquidos

Si no estás embarazada no habría motivos para que la mama supure algún tipo de líquido. Sin embargo, hay algunos medicamentos que pueden provocar ésto, tales como antidepresivos, antipsicóticos, antihistamínicos, anfetaminas,etc. Asimismo, si la supuración es de un color o textura extraña puede deberse a un problema de hipotiroidismo, de la glándula pituitaria o también un tumor. Es indispensable una visita al médico en estos casos.

Cuidados tempranos son la clave

Desde que las mujeres tenemos nuestra primera menstruación, es indispensable acudir a una revisión ginecológica mínimamente una vez al año. Y las mamas deben revisarse especialmente de forma regular desde los 30 años en adelante.


Consultar al médico ante cualquier cambio en el pezón y la mama podrá ayudarnos a tomar a tiempo cualquier complicación de salud.



Loading...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

CONTENIDOS RELACIONADOS