Add Page level

viernes, 3 de marzo de 2017

¿Cómo salvar un diente que se te ha perdido o partido? ¡Te lo contamos aquí!


A todos nos gusta tener una dentadura perfecta, de hecho, ponerse braquets u otros métodos de ortodoncia para corregir las imperfecciones están a la orden del día. Sin embargo, hay veces que sin querer ni esperarlo se nos rompe o cae un diente por accidente.

 

Pero ¿sabemos actuar frente a estos incidentes para conseguir, en la medida de lo posible, no perder el diente? En el siguiente post te enseñamos cómo hacerlo.

Lo primero de todo es dejar claro que no es lo mismo un diente fracturado que avulsionado. Si nos encontramos en la segunda situación, nuestro diente se habrá caído parcial o totalmente de su alvéolo y, en caso de que el diente sea de leche, no podremos reimplantarlo. La Dra. Inmaculada Martínez Mariscal, miembro de Saluspot y ortodoncista en Clínica Dental Orthodent Madrid nos enseña cómo actuar.


Si el diente se ha roto es importante que busquemos el trozo que se ha desprendido. En ocasiones, esto es imposible porque puede que nos lo hayamos tragado o que haya salido volando. Una vez tengamos el fragmento debemos lavarlo con agua, suero o leche y acudir al dentista lo más rápido posible para que lo pegue al diente. Debemos transportar el fragmento en un medio húmedo.

Si no podemos encontrar el fragmento roto, existen técnicas que permiten reproducir la apariencia del diente, desde su color hasta su textura, y que disimulan muy bien el diente partido.

Cuando un diente está avulsionado lo más importante es no sujetar nunca el diente por la raíz, sino que debemos agarrarlo por la corona. Posteriormente, habría que lavarlo con suero, leche o agua sin jabón e intentar recolocarlo en su alvéolo correspondiente. Morder un pañuelo o una bolsita de té húmeda nos ayudará a mantenerlo en su sitio.

Si no hemos sido capaces de realizar este paso, trasladaremos el diente al odontólogo en un medio húmedo, ya sea suero, agua, leche o incluso en la boca, entre el labio y la encía o bajo la lengua. Es muy importante que no dejemos pasar mucho tiempo para que el diente se pueda reimplantar de manera correcta.



Es importante que si un diente se cae o se rompe no lo manipulemos por la raíz, solo por la corona. Además, no debemos raspar ni tallar la raíz del diente para retirar la suciedad, ni limpiar el diente con alcohol.


Con un poco de paciencia y siguiendo estos consejos podrás evitar perder un diente.


Fuente: Facilísimo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

CONTENIDOS RELACIONADOS