Add Page level

martes, 30 de agosto de 2016

REMEDIOS CASEROS PARA LOS GANGLIOS INFLAMADOS EN EL CUELLO


Los ganglios linfáticos están distribuidos por todo el cuerpo, aunque sólo sean palpables en determinadas partes donde se hallan más superficiales. Son particularmente evidentes en los niños, porque en ellos se inflaman con frecuencia, son más superficiales y hay menos grasa subcutánea que los oculte.


Por eso se dice que algunos niños tienen más ganglios que otros o que tienen más que los adultos. Lo cierto es que todos los tienen y en número muy semejante; la única diferencia radica en el hecho de que algunos niños son más delgados  se les notan más, mientras que otros tienen más grasa que dificulta  su palpación.

Los ganglios son un cúmulo, grupo o conjunto de células defensivas (linfocitos), que se sitúan en estructuras redondas de menos de un centímetro, y se encuentran conectadas entre sí mediante una espesa red de vasos, que corre paralela a las venas (sistema linfático).

Si alguien realmente no los tuviera, sería signo de que padece una enfermedad que debilita su capacidad de luchar contra las infecciones. Los ganglios son muchas veces el lugar donde se libra la batalla del cuerpo contra los gérmenes infecciosos que le intentan invadir.

En efecto, su función es neutralizar aquellas sustancias extrañas que penetran en la circulación linfática (por ejemplo, virus y bacterias), para lo cual producen gran cantidad de linfocitos, debido a lo cual se inflaman, siendo perceptibles al tacto y a la vista.

Cada parte del cuerpo tiene los ganglios que le corresponden, como si a cada parte del cuerpo se le hubiera asignado un grupo de ganglios guardianes. Cuando algunos de estos ganglios aparecen inflamados y aumentan de tamaño, es señal de que se padece alguna infección en la zona que les corresponde guardar.

  
En los niños, además de ser más notorios, como señalamos anteriormente, que en los adultos, la aparición de ganglios es bastante frecuente, ya que su sistema inmunológico aún no está maduro, por lo que todavía no ha desarrollado las defensas adecuadas para neutralizar los distintos agentes patógenos del ambiente y que son bastante frecuentes en colegios y guarderías.

En la mayoría de las ocasiones no revisten gravedad, y remiten al tratar la infección o alteración que los ha producido.

Sin embargo, existen algunas enfermedades que inflaman los ganglios como la tuberculosis ganglionar que no sólo aumenta el tamaño de los ganglios (generalmente los del cuello), sino que con frecuencia estos ganglios se transforman en abscesos y se abren dando lugar a la llamada «escrófula».

La mononucleosis infecciosa es una infección muy común y generalmente benigna, que afecta a casi todos los niños y adolescentes y también a algunos adultos que no la han pasado de pequeños. Se caracteriza por fiebre, incremento del tamaño de los ganglios, generalmente los del cuello, y aumento del bazo.

La toxoplasmosis es otra de las infecciones que se manifiestan con ganglios inflamados. Se suele manifestar con síntomas semejantes a los de un catarro, durante los primeros años de la vida o en la adolescencia. Es mejor así porque si una mujer no ha pasado de joven la toxoplasmosis y la adquiere mientras está embarazada, puede resultar dañado el hijo que está gestando. Igual sucede con otra infección causada por el citomegalovirus, que da lugar también a ganglios inflamados e, igual que la toxoplasmosis, es mejor pasarla antes de tener la edad de tener hijos.

Entre sus principales síntomas están:
– Inflamación y dolor de los ganglios linfáticos.
– Inflamación de la piel que recubre el ganglio.
– Pueden ir acompañados de fiebre, escalofríos, taquicardia, dolor de cabeza, pérdida de peso y de apetito y sensación generalizada de malestar.

Qué pueden indicar
– Lo más normal es que se produzcan por una alteración en la zona en la que están ubicados. Así, por ejemplo, la aparición de ganglios en la nuca puede indicar infecciones en el cuero cabelludo o golpes en la cabeza, mientras que si se localizan debajo de la mandíbula pueden estar producidos lo mismo por una caries dental, que por una infección en la boca (estomatitis) o por la mala adaptación a los aparatos de ortodoncia.

– Los más frecuentes son los ganglios que aparecen debajo de las orejas, los cuales suelen ser, por lo general, indicativos de una otitis (infección de oídos), una faringitis, una amigdalitis aguda u otra patología de las vías respiratorias.

– Los ganglios en las piernas suelen ser debidos a traumatismos y rasguños que se infectan, mientras que cuando se localizan en la ingle pueden indicar una inflamación en los genitales o también una infección a causa de una herida en la pierna o pie (los frecuentes rasguños en la rodilla son una causa habitual).

– Los ganglios linfáticos de la axila pueden inflamarse a consecuencia de una herida (una picadura infectada, por ejemplo) en el brazo, la mano o el pecho.

– La mononucleosis, esto es, una enfermedad vírica que se transmite fundamentalmente por la saliva, suele cursar con la inflamación de ganglios en el cuello.

– Otra causa de la inflamación de los ganglios es la llamada enfermedad del arañazo del gato, producida por un germen que habita debajo de las uñas del felino.

– Los linfomas y otros tumores sólidos también se dan en los ganglios.

A continuación, se presentan algunos remedios para los ganglios inflamados que ayudan a aliviar el dolor y su malestar.

 Remedios populares

Remedio para los ganglios inflamados #1: Mezclar queso blanco ordinario y un poco de leche de manera de obtener una papilla, después extenderla, en un espesor de un dedo, sobre la piel. Colocar el lienzo interior y la franela sobre la zona afectada.  Este remedio es también indicado en los casos de celulitis, las flebitis y las hemorroides externas.

Remedio para los ganglios inflamados #2: Verter 1 cucharada de equinacea en una taza de agua y hervir por 5 minutos.  Tomar a diario por tres semanas y luego descontinuar un mes.  Retomar por 3 semanas más y después detener su consumo.  Este remedio sirve para reforzar el sistema inmunológico.

Remedio para los ganglios inflamados #3: Consumir jugo de naranja o mandarina a diario para reforzar el sistema inmunológico.

Remedio para los ganglios inflamados #4: Mezclar 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio en un vaso de agua tibia y efectuar gargarismos varias veces al día para calmar el dolor cuando se produce por los ganglios en la garganta.

Remedio para los ganglios inflamados #5: Verter 1 cucharada de flores de saúco en 1 taza de agua que esté hirviendo   Tapar y dejar refrescar Tomar, aun tibia, 1 taza de esta preparación.  Este remedio ayuda a reducir la fiebre que, en ocasiones, acompaña la presencia de ganglios inflamados.

Remedio para los ganglios inflamados #6: Hervir 1 cucharada de flores secas de gordolobo en una taza de agua por 5 minutos.  Dejar refrescar un poco y tomar 3 tazas diarias hasta que la fiebre desaparezca.

Remedio para los ganglios inflamados #7: Verter 1 cucharada de vinagre de manzana en 1/2 vaso de agua y efectuar varias gárgaras al día.

Remedio para los ganglios inflamados #8: Disolver 1/2 cucharadita de sal en una taza de agua caliente y luego utilizar esta mezcla para hacer gárgara.

Remedio para los ganglios inflamados #9: Mezclar una pizca de pimienta en polvo y 1 cucharadita de cúrcuma en polvo en una taza de leche y luego hervirla. Añadir unas gotas de miel. Consumir mejor esta mezcla antes de ir a la cama. Este remedio tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes.

Remedio para los ganglios inflamados #10: Mezclar ½ cucharadita de cúrcuma en una taza de agua tibia. Hacer gárgaras con esta preparación varias veces al día.

Remedio para los ganglios inflamados #11: Hervir 2 cucharaditas de hojas de albahaca y 2 de canela en 3 tazas de agua de 10 a 15 minutos. Dejar refrescar y tomar en pequeños sorbos tres veces por día.


 Recomendaciones

Tener la precaución de no recibir golpes en el costado donde está el bazo, ya que al inflamarse es más frágil y puede romperse. La rotura del bazo sí es una urgencia médica y quirúrgica importante.

Acudir al médico en los siguientes casos:

La inflamación aumenta y el dolor persiste pasados una semana de su aparición.

La fiebre elevada no disminuye


Hay un enrojecimiento de la garganta y las amígdalas y un estado de decaimiento generalizado y mantenido.

2 comentarios:

  1. Pregunta. Para bajar la inflamación el ganglio del cuello, la solución sería el remedio #1?
    Gracias!

    ResponderEliminar
  2. Pregunta. Para bajar la inflamación el ganglio del cuello, la solución sería el remedio #1?
    Gracias!

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

CONTENIDOS RELACIONADOS